menu Button Services
search

Natasha Lebedeva

Natasha Lebedeva es una artista Rusa natural de San Petersburgo afincada en Mallorca.

A los 18 años se traslado a Madrid donde estudio en la Escuela de Artes y Oficios; grabados, fotografía, composición y soporte digital. Posteriormente fue becada en Mallorca por la Fundación Pilar y Joan Miró, y se instaló definitivamente en la isla.

Hemos entrevistado a esta singular Artista con el propósito de ver su relación con Mallorca y por supuesto conocer su obra. Nos gustaría destacar la pasión que pone al hablar de arte, su sensibilidad y sobretodo el equilibrio en su vivir, la necesidad de reencontrarse con aquello que ha moldeado su ser desde su infancia, junto a los nuevos hallazgos en la vida.

Algo de tu infancia.
Mi infancia rodó alrededor del deporte más que del arte. Lo cierto es que de pequeña me atraía la danza aun que no tuve la oportunidad de practicarla. Los primeros cuadros al oleo los pinte con mi madre y a ella tengo que agradecer mi interés sobre el arte.
Actualmente resides en Mallorca, ¿Cuándo descubriste por primera vez Mallorca?
Descubrí Mallorca en 2001 participando en los talleres de grabado de la Fundación Miró de Mallorca, que suelen hacerse en meses de verano, quede enamorada de la isla y me dije que algún día volvería para quedarme.
Muchos artistas extranjeros de renombre internacional, músicos, escritores, pintores…, se afincaron en Mallorca, ¿Qué tiene Mallorca?
Un clima maravilloso, una luz especial, un ambiente agradable, mar, montaña… Mallorca tiene todo lo que uno sueña, sobre todo viniendo del norte. Aquí no te sientes aislado porque hay mucha actividad en todas las estaciones del año. Hay pueblos muy pintorescos y su capital Palma, proporciona una vida social y cultural muy interesante. Además Mallorca está muy bien comunicada con la Península, y a tan solo unas horas de avión de cualquier ciudad europea.
¿Cuáles son tus lugares preferidos de Mallorca?
Es difícil decantarse por alguno, hay una infinidad de sitios maravillosos. Me encanta dar paseos por la sierra de Tramuntana cerca de Alaró, el pueblo donde vivo, me proporciona paz y equilibrio interior. También no puedo olvidarme del mar, destacando Cala Blava, un sitio tranquilo y muy pintoresco, aquí tomo mis aletas, mi mascara y disfruto nadando, observando el increíble paisaje acuático, en el agua, me siento libre, dejando las preocupaciones y ataduras en la orilla.

¿A qué edad y como comenzó tu interés por la fotografía?
Cuando termine mis estudios de grabado en 1999 tuve mi primera cámara digital Canon y empecé a experimentar. Me di cuenta que la fotografía tenía muchas posibilidades y al descubrir el mundo del programa photoshop, se me abrió un campo creativo el cual me proporciono una libertad absoluta de imaginación, composición, conceptos, etc. De este modo evolucioné de los grabados a la impresión digital, aunque no me considero fotógrafa, soy artista visual, trabajo con imágenes y también las creo, llevo la fotografía donde yo quiero.
¿Qué tipo de imágenes prefieres retratar?
Mi trabajo gira básicamente entorno al cuerpo femenino. Me encanta experimentar con la torsión del cuerpo, modificar sus volúmenes, buscar el otro “yo”.
Háblame del disfrute en tu arte.
Aunque hay momentos muy divertidos como en las sesiones fotográficas con modelos, la creación no siempre es un disfrute. La creación es como un parto, a veces largo y duro, otras veces sale de forma muy natural, pero al final hay un momento de satisfacción, cuando encuentras ese punto donde querías llegar.
Háblame del observador.
Me interesa ver la reacción de los espectadores, aunque no puedes guiarte siempre por sus comentarios. Está claro que la crítica ayuda, aunque a veces el espectador necesita pasar por un proceso de culturización, tiene que ser humilde en su ignorancia e intentar abrir la mente hacia nuevas perspectivas.
¿En qué galerías has expuesto?
A nivel individual en varias galerías de Mallorca y en diversos centros culturales como el de Binissalem o Alcudia. Me gustaría proyectarme fuera de Mallorca, en Europa, Estados Unidos o en mi país natal.
Cuando empiezas a trabajar con una fotografía, ¿Tienes desde el principio claro que quieres obtener de ella?
No siempre, a lo mejor tengo una idea inicial pero el concepto normalmente va modificándose.
¿Cómo es el proceso de tus trabajos?
Voy creando una base de fotos muy extensa y cuando surge una línea de trabajo voy buscando en los archivos el material que me puede servir, o salgo con la cámara en su búsqueda. El proceso mas importante de mi creación se desarrolla posteriormente en el ordenador, donde por medio de Photoshop voy componiendo las obras.

¿Qué tiempo tardas en hacer una de tus composiciones?
Algún trabajo puede llevar meses, otro un día, dependiendo de la complejidad de cada uno. Por ejemplo: en la serie “Dreams under construction” tenía que recolocar a las modelos de forma natural, crear sombras, las tonalidades oportunas, poner algo en sus manos que no tenían, es un trabajo muy laborioso.
¿Qué quieres mostrar al observador con tus obras?
No se trata de lo que yo quiero, la obra tiene su vida propia, uso un lenguaje fuerte e impactante, a veces sutil, intentando no dejar indiferente al espectador.
¿Qué prefieres el gran formato, o tamaños más reducidos?
Todo depende del mensaje que quiero transmitir. Si hablamos de una aglomeración de cuerpos o algo que sea muy impactante es necesario ir al gran formato. El formato reducido lo uso para creaciones más intimistas.
A menudo vemos cuerpos desnudos en tus obras, háblame un poco de este tema ¿Qué te gustaría viera el público en esos cuerpos?
No nos tiene que asustar ver un cuerpo desnudo, a día de hoy es algo bastante habitual. El cuerpo representa nuestra naturaleza. En algunas obras no busco captar la esencia del personaje como individuo, lo que realmente hago es trabajar la carne (cuerpo) en su multiplicidad. Posteriormente ubico esos cuerpos en lugares buscando la sublimación del “yo”. En otras obras busco la semejanza de todos frente a la fe, despojados de ropas. Trabajo con el cuerpo femenino, porque para mi la mujer representa el unicode de la vida, el eje de la familia y la base de la fe.
¿Hay apoyo para los artistas?
Poco y cada vez va hay menos, la crisis pasa factura en primer lugar a la cultura. Las personas no puede vivir sin comer, beber, vestirse y tener un techo sobre cabezas… y el arte para la mayoría es algo prescindible. Personalmente creo que el arte es una base fundamental de la educación y convivencia en una sociedad civilizada.
Un consejo para los amantes del arte en el campo de la fotografía.
La fotografía no se puede encasillar en el típico género que conocemos. Mi consejo es intentar disfrutar la fotografía en todas sus posibilidades, en toda su amplitud.

Obras:
Elogio de la carne (2006)
Ubicaciones (2008)
Dreams under construction (2010)
Portraits (2011)


Cerca de Natasha Lebedeva

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR